EL MATE DE LA AMISTAD: Un encuentro con el Papa en Bonaria

EL MATE DE LA AMISTAD
 
“Uno no dimensiona a veces lo extraordinario en lo pequeño y simple. Este gesto de Papa Francisco me invita a tener siempre la mano tendida para ofrecer y recibir el mate del encuentro y de la unidad” (palabras del P. Pablo Ordoñe, Maestro general).

—————————————————
Durante la visita del Papa Francisco a la isla de la Sardegna, el 22 de setiembre del 2013, estando en la sacristía del Santuario mercedario de Nuestra Señora de Bonaria sucedió la presente anécdota. Estaban allí los obispos concelebrantes y el padre Maestro General, quien con gentileza llevaba en sus manos un termo de agua caliente y una caja de hierba mate, fui allí, donde empezó este hecho. 
 
Después de los saludos fraternos, el santo Padre inició un diálogo con el P. Pablo, fue así que le pidió que le sirviera un mate, como bien sabemos, es típico de los argentinos compartir diálogo y amistad en torno a ello. Y así fue desarrollándose la conversación, todo muy ameno; en pocos minutos, preguntó muchas cosas al Padre General, sobre la Orden, la iglesia en Argentina e incluso por un sacerdote y la vida parroquial; mientras tanto, el Papa se tomó cuatro mates, se sentía contento, renovado y con fuerzas para iniciar su encuentro con el pueblo de Dios. Después de un momento de silencio, inició la procesión de entrada, caminó alegre hacia la plaza con vista a la playa, comenzó la celebración, después todo siguió su curso, celebró la eucaristía pontifical, seguramente dando gracias a Dios por el don de la amistad.
 
Después de ello, el Papa continuó su visita pastoral, almorzó en el seminario diocesano, seguramente reposó algún minuto, y luego continuó con su programa de visita. Pasaron unas horas, a eso de las 4.00 p.m., estando en la universidad sarda, solicitó a sus asistentes de seguridad que busquen un poco de mate, indicando a quien se lo deberían solicitar; sin duda alguna, ellos fueron al santuario, buscaron al P. Pablo, quien frente a tal petición, con asombro y servicialidad se puso en camino, entre círculinas y abre caminos, llegó a tiempo; durante la pausa, el santo Padre, quiso seguir compartiendo el mate de la amistad. 
 
Quienes estaban cerca de todo esto, se admiraban, se miraban unos a otros, se preguntaban qué es todo eso, qué significa para los argentinos esta tradición donde se comparten las glorias y las tristezas, los buenos momentos y las fatigas de cada día, las alegrías y las esperanzas del pueblo de Dios en camino.
 
Pienso que sólo Dios y ellos, los interlocutores lo saben; lo que si estoy seguro es lo siguiente: el Papa Francisco sigue demostrando que a través de su sencillez y humildad sigue siendo “un pastor para su pueblo”; especialmente, entre los hermanos con quienes se siente bien y desea compartir, no sólo la nacionalidad, sino la amistad y la concretez de la vida diaria; claro está, para muchos, estas acciones son las menos pensadas para quienes circundan la corte papal. Sin embargo, y a pesar de todo, el papa Francisco continúa mostrando los signos de una Iglesia en diálogo y renovación con gestos de cercanía, amistad, fraternidad y solidaridad.
 
Jsavelu. Apuntes en torno al Santuario de Bonaria
Cagliari, 22 de setiembre del 2013 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s