JUVENTUD “LIGHT”

Juventud “light”
 
P. Fr. Juan Carlos Saavedra Lucho, O. de M.
 
Apuntes sueltos en torno a una Roma cosmopolita 
 
Mundo joven, mundo “light”. Joven mundo,con sabor a café descafeinado, ligero, suave, débil, cosmético, pintoresco, entusiasta, sentimentalista, con capacidad de agruparse, constante búsqueda de éxito y placer, retorno inmediato, etc…. son algunas características de los jóvenes hoy. 
 
Pero, ¿cuáles son sus referentes? No es la familia, padres, héroes ni santos; son los artistas, deportistas, cantantes y músicos; por ello, el mundo joven es interesante analizar pero complicado de entenderlo. ¿Qué ven los jóvenes en internet? La moda, el backside de las pos stars, la falda apretada de JLo (Jennifer López), la katemania inglesa, los films de ciencia ficción, la buena vida de Bar Simpson, lo que publican los paparazzis; en fin, eventos varios con olor a novedad con atrayentes banalidades existenciales.
 
Del cuerpo, nI que hablar;… no solo se preocupan en cuidarlo y exhibirlo, sino en darle un tratamiento especial; algunos con footing diario, otros con olor a humo alucinógeno o con perfume diverso al de Betania que los hace volar y llegar al éxtasis de la vida supraterrenal. Yo siempre digo: los blue jeans femeninos son comunistas: ¡aplastan a los grandes y levantan a los caídos!; es decir, la “exterioridad” se ha impuesto a la “interioridad”, lo que vale más es lo que se ve.
 
Ahora miro a mi alrededor…., es verdad, el joven hoy no quiere sufrir, tiene miedo al dolor, lo dramático de la vida lo ofusca, lo desorienta, lo aleja del grupo, hasta perder el sentido de la vida; por ello, busca aliviarse con fármacos, imagínense cuántos jóvenes hipocondriacos existen en el mundo, por ello hay negocio para las farmacias, a los adolescentes-jóvenes les gusta el play station, la música ligera, telenovelas, películas de acción y ficción, se acaba el mundo, felizmente ya pasó el 2012… y la vida continúa; sin embargo, la política del consumismo vende lo necesario para que el joven se sienta bien. 
 
De la política ni hablar, “no quieren ser clientes” de los congresistas, porque dicen que estos son corruptos y aprovechados con aparente compromiso social; por tal razón, no quieren vincularse con decisiones duraderas, ni que hablar del matrimonio sacramental, ni siquiera unión formal según leyes civiles, “unión sí, relación sí, duración quien sabe”.
 
La juventud hoy tiene “relaciones virtuales”, los mensajes continuos desplazan a las “relaciones vivenciales”, por ello, se encierran en submundos afectivos y sexuales, que degeneran las neuronas, cayendo a veces en un vacío existencial. Muchos jóvenes en relación a la religión dicen: “Cristo sí, la Iglesia, no”, rechazan las misas aburridas, cuestionan los testimonios, la mentalidad legalista de muchos eclesiásticos, odian la verticalidad y las incoherencias; por esto se vuelven anticlericales; sin embargo, usan rosarios y cruces en el pecho, pero no son signos que incrementan su fe, son a veces adornos y souvenirs como recuerdo de un viaje o jornada que participaron; la religión se vuelve algo mágica e individualista, y muchas veces está hecha a su medida. Pasa la emoción y luego se dispersan los entusiasmos y amanece un día nuevo, lleno de vitalidad “como para empezar de nuevo”, pero sin consistencia en el compromiso. El gozo ha pasado, la resaca queda, y ¿lo esencial dónde está?.
 

El mundo joven, hoy como ayer sigue siendo un reto para nosotros; por esto, necesitamos aprender a descifrar el código de la Alianza y el lenguaje para beneficio de ellos.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s